A qué te gustaba jugar cuando eras niño?

Recuerdo que de niña jugábamos a treparse en los árboles con mis hermanos y amiguitos del barrio, éramos libres, nos divertíamos mucho, a veces llorábamos por alguna caída o raspón, pero nos cuidábamos entre nosotros. En fin, pienso que los mejores recuerdos los tengo en manada, compartiendo lo más simple que es la amistad y el juego.

Debido a que el tiempo pasó y las cosas cambiaron, soy mamá de Noha (mi motor) y como tal quisiera compartirle a él el contacto con la naturaleza, la libertad de juego y movimiento, que desarrolle su creatividad a través de innovadoras pedagogías educativas y presentarlas como juegos evitando un poco la tecnología que nos sobrepasa.

Por lo tanto me encantaría que los chicos de hoy tengan a su alcance otras opciones de juego más saludables y divertidas.

En  esta aventura no soy sólo yo, somos un gran equipo: mi familia (mi tesoro) y algunos amigos valiosos que la vida me puso en el camino.

Finalmente, me presento, soy Andrea, enfermera universitaria, mamá de Noha y ahora embarcada y la que lleva el timón de esta nueva aventura que me apasiona.

Absormente

Propone brindar a los niños de esta nueva generación, avasallada por la tecnología una opción saludable. El contacto con la naturaleza por medio de juegos de madera que estimulen sus sentidos. Pensados idealmente y acorde a sus edades. Para promover el movimiento libre, la destreza, el razonamiento. La coordinación así como desarrollar su creatividad. Además de motivar el cooperar y compartir con sus pares, jugando y divirtiéndose sanamente.

Imaginate estos juegos, también, en fiestas o eventos de adultos: casamientos, cumpleaños de 15… o cualquier edad, comuniones, bautismos, eventos corporativos, conferencias, fiestas escolares, baby shower, etc.

Te animás a incorporarlos?….

María Montessori

Fue una educadora italiana y su metodología es tanto un método como una filosofía de la educación. Basó sus ideas en el respeto hacia los niños y en su impresionante capacidad de aprender. Por lo que dándoles la oportunidad de utilizar la libertad en sus primeros años, el niño llegaría a ser un adulto capaz de hacer frente a los problemas de la vida. Quería que el niño fuese su propio maestro.

Seis principios

Las bases de su formulación se basaban en seis principios:

Autonomía, independencia, iniciativa, capacidad de elegir, desarrollo de la voluntad y autodisciplina.

El material didáctico que diseñó fue de gran ayuda en la formación preescolar, la autocorrección.  

Además, incorporó un concepto insospechado hasta la fecha, el estado físico del niño.

Emmi Pikler 

Pediatra húngara que dedicó su vida a investigar sobre el papel del adulto en el desarrollo motor de los niños.

Su tesis alcanzó validez científica, demostró su “visión del niño como ser autónomo”.

Se esforzó en cubrir todas sus necesidades, ofreciéndoles el máximo bienestar . De esta manera Favoreciendo su óptimo desarrollo en todos los planos de la persona (físico, emocional, cognitivo, social).

visión del niño como ser autónomo

Por lo que propuso una manera diferente de mirar al niño, propuso un cambio de actitud del adulto. Una transformación del rol que desempeñamos en relación con cada niño y niña. De esta manera los adultos aparecen en un lugar de igualdad y respeto hacia ellos. También, proporcionar la seguridad emocional en la exploración de su entorno, y así poder apropiarse del mundo por propia iniciativa.

Por consiguiente creó todo un sistema educativo basado en el aprendizaje autónomo de los niños, observados por adultos sin entorpecer.

Demostró que el niño es capaz de aprender por sí mismo. Por lo tanto el adulto tiene que dar seguridad emocional al niño que satisfaga su necesidad afectiva. De esta manera el pequeño pueda centrarse en el movimiento de su cuerpo. Descubriendo los objetos del entorno, jugar y moverse de forma libre.

Dar una mirada particular a cada niño. Por lo cual, los padres han de dar seguridad en sus cuidados de tal forma que el niño pueda predecir lo que va a pasar y respetando sus ritmos de desarrollo. Además, darle importancia a su salud física. 

El niño se moverá por exclusiva iniciativa, se sentirá competente. Puesto que la motricidad libre constituye uno de los elementos determinantes en la relación niño-adulto por lo que favorece el respeto mutuo. En conclusión, para Emmi Pikler el respeto mutuo es el alma de su sistema educativo.

La pedagogía Waldorf

La pedagogía Waldorf se basa en el conocimiento profundo de las necesidades del niño. La búsqueda de una educación centrada en la espiritualidad, el arte, la creatividad y la libertad con responsabilidad.

Por lo cual esta modalidad de enseñanza pretende garantizar un aprendizaje apoyándose en el saber, como conquista y descubrimiento. Porque no considera al individuo como un sujeto pasivo que deba ser enseñado y adiestrado. Se lo considera sino como un ser libre que necesita ir desarrollando progresivamente sus capacidades.

El juego como centro de todo

También es pertinente resaltar que en la pedagogía Waldorf lo lúdico se presenta al niño para incentivar distintas áreas según sus capacidades madurativas. Ya sea, el conocimiento, la afirmación, la confianza, ademas de la voluntad, la comunicación y la cooperación con su prójimo.

Resumiendo la pedagogía Waldorf busca el desarrollo de cada niño en un ambiente libre y cooperativo, sin exámenes y con un fuerte apoyo en el arte y los trabajos manuales.

Pasandola bien!

Cerrar menú